jueves, 2 de agosto de 2012

La garza y la zorra

(Narración floklórica)

Erase una vez una garza que por estar muy cansada no podía seguir a sus compañeras y se quedó a pasar la noche en un bosque.

Metió la cabeza debajo de un ala con intención de dormir, pero desde una covacha la vio una zorra y a la chita callando, sin meter ruido alguno, se acercó a ella y le dijo:

- Buenas noches, señora garza.
- Buenas las tengamos todas, señora zorra. ¡Cómo! ¿Usted por aquí?
- Vengo a pasar la noche contigo -contestó la zorra- Pero duerme, duerme, que, en amaneciendo, hablaremos.

La garza se colocó frente a la zorra y cerró un ojo.

La zorra al verla preguntó a la gaza:

- ¿Cómo es que duermes sin cerrar más que un ojo?
- ¿Por qué?

quien duerme con un compañero
que lo sabe si es cierto, 
duerme con un ojo cerrado 
y con el otro muy abierto.

La zorra se hizo como que no entendía la intención de los versos y se pus o a dormir, Cuando amaneció, le dijo a la garza:

- Tengo hambre y voy a comerte.
- ¡Por Dios, no me comas! -suplicó la garza- que voy al cielo a una boda y te traeré de allá  un queso.

- Entonces quiero ir contigo -dijo la zorra-, porque en el cielo comeré cosas mejores que el queso.
- conforme -respondió la garza-, monta sobre mi.

La garza se elevó hasta las nubes con la zorra encima de sí. Y cuando iba volando sobe un pueblo, la zorra miró la tierra y vio muchas gallinas en un huerto. Entonces le dijo a la garza:

- Me parece que falta mucho para llegar al cielo y no es cosa de hacer un viaje tan largo en ayunas. ¿No será mejor que bajemos donde están aquellas gallinas y mientras yo me como una tú descansas?

Y contestóle la garza

- ¿Por qué no entretienes el hambre cantando?
- Porque no pienso abrir la boca para cantar hasta el día que te coma; ese día cantaré:

Una garza comí
una garza comí...

- Otra, y no a mi -dijo la garza, al mismo tiempo daba una voltereta y lanzaba al aire a la zorra, la cual bajaba como una exhalación y decía:

- No te acerques, tierra, que te aplasto; apartaos árboles, que os deshago.

Y en eso ¡zas!, la zorra se deshizo contra una peña siguió volando a toda prisa para alcanzar a toda prisa para alcanzar a sus compañeras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada